Alargamiento de Pene

El alargamiento del pene sigue siendo un tema muy controvertido en nuestra sociedad. Hoy en día, el tamaño del pene sigue estando considerado entre gran parte de la sociedad como un estigma de masculinidad.

Sin embargo, no es necesaria la excesiva importancia que se le da a veces a este tema, ya que solo supondrá un impedimento para el hombre en casos excepcionales. Para estas excepciones proponemos algunas soluciones a continuación.

· ¿Realmente se puede conseguir un alargamiento de pene?

La respuesta es que sí se puede conseguir un alargamiento del pene. Aunque este enunciado suene a bulo o engaño, realmente se trata de algo científicamente  posible.

Es cierto que no se pueden prometer resultados impresionantes o cambios radicales. En cambio, existen técnicas que pueden ayudar a los pacientes con problemas de tamaño y de manera satisfactoria en muchos de los casos. Los métodos o tratamientos para conseguirlo son variados, y dependen de la edad, situación particular, y de la elección del paciente. Los describiremos con más detalle en los siguientes apartados.

· ¿Cuál es el tamaño del pene en un adulto?

El tamaño promedio del pene es un tema que, por razones naturales, causa gran curiosidad en la sociedad en general. Aunque esto parezca un tema un tanto “tabú”, la realidad es que al humano le llama la atención todo lo relacionado con la sexualidad.

Como diría cualquier profesor de anatomía o sexología, “si los órganos sexuales externos no nos provocasen una gran curiosidad, al humano no le merecería la pena realizar el gran esfuerzo que supone la reproducción y la consecuente cría de los bebés”; se trata de un proceso natural.

Volviendo a la pregunta inicial, lo primero es no hacer “trampa” en la medición. Anatómicamente los cuerpos cavernosos y el esponjoso del pene nacen en una zona más interna y no visible externamente, sin embargo lo que medimos es la porción externa (lo observable desde fuera). La manera correcta de hacerlo es desde la porción palpable del hueso púbico hasta la punta del pene, y recomendablemente en estado de erección.

Según varios estudios, el promedio mundial es de 13,97 cm, coincidiendo con el de España. Un tamaño clínicamente normal se consideraría entre 8 y 18 cm. Curiosamente, algunos países se encuentran en el límite de la normalidad: el promedio en Corea del Norte es tan solo de 9,65 cm, mientras que la República del Congo alcanza los 18 cm de media.

· ¿Qué se considera un micropene?

El micropene se trata de una afectación del tamaño del pene, en la cual este no supera los 7,5 cm en el adulto y en estado de erección. Esto puede suponer un impedimento tanto para el acto sexual como para la reproducción, ya que muchos de los hombres con micropene tienen disminuida la capacidad fértil.

Esta enfermedad del micropene tiene causa genética, mutaciones en el gen SRD5A2 que codifica la enzima que convierte la testosterona a su forma activa, lo cual se relaciona con el hipogonadismo o falta de testosterona. Este hipogonadismo suele afectar especialmente en el momento de formación del pene en el estado embrionario, por lo que se suele diagnosticar esta afección en el momento del nacimiento, observándose un tamaño menor a 0,75 cm en el miembro del neonato.

También podría ponerse de manifiesto en la pubertad, momento en el que se produce el crecimiento significativo del miembro masculino si los niveles de testosterona son correctos.

Cabe destacar que la mayoría de los hombres que se acomplejan del tamaño de su pene realmente se encuentran dentro de la normalidad, y esta afección solo se da en una minoría.

· Procedimiento del alargamiento de pene

El tratamiento más fácil y eficaz se da en los niños con micropene, cuando se diagnostica en el momento del nacimiento. Este se basa en administrar las dosis correctas de testosterona en los primeros meses de vida, observándose una normalización del tamaño peneano en la mayoría de los casos.

En los adultos, existen muchas alternativas terapéuticas para el alargamiento del pene, más o menos recomendadas dependiendo del médico y de la elección del paciente.

Particularmente, la que podemos probar como más efectiva es la opción quirúrgica. Se trata de la resección del ligamento suspensorio del pene, de forma que conseguimos proyectar más el pene hacia el exterior.

Cabe señalar que en ningún momento se consigue un aumento de la longitud de este, sino que al “soltarlo” del ligamento se logrará que una mayor parte del cuerpo del pene se vea externamente. El paciente puede esperar como resultado que el pene en erección ya no tenga angulación hacia arriba, sino que al soltar el ligamento quedará mirando hacia delante.

Muchas veces, en esta intervención también se realiza una extracción de la grasa subcutánea de la zona púbica que rodea la raíz del pene, ya que a veces “tapa” parte de este.

· Postoperatorio del alargamiento de pene

El postoperatorio de esta intervención es bastante sencillo y los resultados se observan de forma muy rápida. Solo se necesitará un ingreso de 12-24 horas y el paciente podrá volver a casa si no ha habido ninguna complicación postoperatoria. Además, se recomienda guardar abstinencia de relaciones sexuales durante 1 mes aproximadamente.

· Riesgos de la cirugía peneana

Existen otras terapias alternativas a la cirugía para buscar el agrandamiento del pene, aunque no existen estudios suficientes que demuestren su efectividad en todos los casos tratados. Algunas de ellas son:

  • Ejercicios de “Jelqing”: se basa en ejercicios diarios cuyo objetivo es el de estirar el pene. Requieren un esfuerzo y compromiso personal diario, pero en algunos pacientes se han observado muy buenos resultados en pocos meses.
  • Dispositivos extensores: tienen un mecanismo muy parecido al jelqing, pero no requieren tanto esfuerzo por parte del paciente.
  • Tratamiento hormonal: como hemos comentado antes, es mucho más efectivo en niños. Sin embargo, también es un tratamiento opcional en adultos.

· Tratamientos alternativos para agrandar el pene

El tamaño promedio del pene es un tema que, por razones naturales, causa gran curiosidad en la sociedad en general. Aunque esto parezca un tema un tanto “tabú”, la realidad es que al humano le llama la atención todo lo relacionado con la sexualidad.

Como diría cualquier profesor de anatomía o sexología, “si los órganos sexuales externos no nos provocasen una gran curiosidad, al humano no le merecería la pena realizar el gran esfuerzo que supone la reproducción y la consecuente cría de los bebés”; se trata de un proceso natural.

Volviendo a la pregunta inicial, lo primero es no hacer “trampa” en la medición. Anatómicamente los cuerpos cavernosos y el esponjoso del pene nacen en una zona más interna y no visible externamente, sin embargo lo que medimos es la porción externa (lo observable desde fuera). La manera correcta de hacerlo es desde la porción palpable del hueso púbico hasta la punta del pene, y recomendablemente en estado de erección.

Según varios estudios, el promedio mundial es de 13,97 cm, coincidiendo con el de España. Un tamaño clínicamente normal se consideraría entre 8 y 18 cm. Curiosamente, algunos países se encuentran en el límite de la normalidad: el promedio en Corea del Norte es tan solo de 9,65 cm, mientras que la República del Congo alcanza los 18 cm de media.

· Otras intervenciones de cirugía íntima masculina

Engrosamiento del pene

Está indicado para algunos pacientes que tienen penes muy finos (2 cm aproximadamente). Se trata de una cirugía muy efectiva en la que se implantan injertos en el cuerpo del pene para aumentar el grosor de este. Los resultados suelen ser bastante buenos.

Circuncisión

Se recomienda realizar la circuncisión en las cirugías de engrosamiento del pene, ya que mejorará la estética y evitará complicaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies