Single post

Que la impotencia deje de ser un problema

Fuente: Málaga Salud.

La clínica del doctor Pedro Torrecillas cuenta con la última tecnología

La disfunción eréctil o impotencia ha sido una de las enfermedades masculinas más ocultadas y con mayor tabú de los últimos tiempos y sin embargo, también es una de las patologías por las que más consultan los hombres desde la primera juventud, pues ya en esa etapa la incidencia empieza a considerarse importante. Las causas de la disfunción eréctil son variadas desde las psicológicas o las hormonales, hasta las causas más fisiológicas que traen consigo alguna otra patología vascular o neurológica.

Según las estadísticas, el 1% de los hombres de entre 19 y 25 años presentan impotencia. Un porcentaje que va en aumento conforme aumenta la edad, llegando a existir una incidencia del 52% para los hombres de entre 40 y 70 años. Para hacer más visual estas cifras y trasladamos los datos al aforo del campo de fútbol de La Rosaleda que puede albergar 30.000 personas podemos considerar que 20.000 de ellos son hombres. De éstos, 6.000 (un 30%) son jóvenes de entre 19 y 25 años, por lo que alrededor de 60 de ellos sufre impotencia. De los 14.000 restantes, que abarcaría el rango de edad de entre 40 y 70 años, 7.200 asistentes a un partido de fútbol presentarían disfunción eréctil.

Con la aparición de la Viagra esta enfermedad se volvió algo más visible pero hoy en día existen medios y métodos para diagnosticar las causas de la impotencia. Según explica el doctor Pedro Torrecillas, urólogo de gran prestigio, “contamos con un protocolo en nuestro centro para diagnosticar todo tipo de disfunciones eréctiles, en el que solicitamos en primer lugar una analítica de sangre con perfil hormonal completo, para así poder realizar un tratamiento a medida de la patología de cada paciente”.

La clínica del doctor Torrecillas cuenta con la tecnología más avanzada para tratar los diferentes tipos de disfunción eréctil. “Contamos con ondas de choque que se han demostrado muy efectivas a lo largo de los últimos años en el tratamiento de la impotencia con un porcentaje de éxito superior al 70%”, afirma el doctor.

Asimismo, desde hace unos meses cuentan también con una nueva tecnología para el tratamiento de las disfunciones eréctiles mediante estimulación funcional magnética. Una técnica que comenzaron a utilizar en el año 2018 para el tratamiento de las incontinencias urinarias en la mujer y cuyo poder de regeneración nerviosa han podido comprobar, “así como la recuperación muscular del suelo pélvico llegando a producir hasta 18.000 contracciones en media hora, lo que ayuda a solucionar los problemas de incontinencia en la mujer”. De hecho, en mujer con incontinencia causada por estreñimiento durante el esfuerzo de defecación y con alteraciones en el nervio pudendo con prolongación del mismo, la estimulación funcional magnética consigue mejorar su sintomatología.

“Es por eso que decidimos iniciar un estudio en pacientes con patología del nervio pudendo en el hombre, que afecta no solo a la sensibilidad sino también al aporte arterial de sangre al pene”, explica el doctor Torrecillas. Mediante la estimulación funcional magnética y el poder regenerador nervioso de las corrientes electromagnéticas han conseguido, hasta el momento, magníficos y esperanzadores resultados incluso en pacientes que han sido intervenidos de próstata y presentan como secuela la impotencia. Gracias al poder regenerador nervioso de las corrientes electromagnéticas.

El tratamiento consta de dos fases: en la primera, el paciente está sentado y vestido en una silla que transmite los impulsos electromagnéticos a la zona perineal y columna sacra y en un segundo tiempo se aplica con un aplicador manual sobre el pene.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies